Mundo Estados Unidos

Los hispanos representarán más de un cuarto del total de la población estadunidense en 2060

Según cifras recientes del censo nacional, se estima que los hispanos constituirán el 26.9% del total de la población en Estados Unidos en menos de cuatro décadas. California, Texas y Florida albergan la mayor cantidad de esta población

Lunes, 20 de Noviembre de 2023

La población latina en Estados Unidos, que actualmente representa aproximadamente 1 de cada 5 estadounidenses, verá un aumento significativo hasta representar más de 1 de cada 4 para el año 2060, según las últimas proyecciones del Censo nacional.

La proporción de hispanos, que es del 19.1% en la actualidad, se proyecta a aumentar hasta el 26.9% de la población total en menos de cuatro décadas. Paralelamente, se prevé una disminución de la población blanca no hispana del 58.9% actual a un 44.9% para el 2060, según cifras recogidas por NBC News.

Este cambio demográfico se da dentro de un crecimiento general de la población de Estados Unidos, la cual se estima pasará de los 333 millones actuales a un máximo de casi 370 millones para el 2080, seguido de un leve descenso a 366 millones hacia finales de siglo.

Según el censo nacional, la población blanca no hispana en Estados Unidos disminuirá del 58.9% actual a un 44.9% para el 2060.

Según Sandra Johnson, demógrafa del Censo de Estados Unidos, la nación ha experimentado "cambios notables en los componentes del cambio poblacional en los últimos cinco años", dijo la demógrafa en un comunicado de prensa citado por Los Angeles Times.

Según la experta, la inmigración será el mayor contribuyente al crecimiento poblacional a futuro. Frente a este escenario, el censo nacional prevé que la población estadounidense alcanzará los 435 millones de personas en 2100. Incluso en un supuesto de cero inmigración, la población latina seguirá una tendencia al alza llegando al 24.6%, resaltó NBC News.

Las proyecciones de población del 2023 presentadas por la Oficina del Censo son una actualización de las emitidas en 2017 y tienen en cuenta los nacimientos, muertes y la migración internacional. Estos nuevos datos arrojaron también un ritmo de crecimiento poblacional más lento del previamente proyectado, como resultado de varios factores incluyendo el impacto de la pandemia de COVID-19.

Con un 18.7% de la población total, los hispanos superan los 60 millones gracias a la natalidad y la inmigración, según el análisis de Axios.

La Oficina ofrece cuatro escenarios: la serie media, que es el resultado más probable; el escenario de inmigración alta; el de inmigración baja; y el escenario menos probable de cero inmigración. Según el pronóstico más probable, la población alcanzará su pico máximo alrededor del 2080, con variaciones según el volumen de inmigración que el país reciba, impactando directamente en la composición étnica y demográfica de la población.

Una minoría en aumento

Los Hispanos en Estados Unidos son la minoría que más crece en el país, según un análisis del censo nacional realizado por Axios. Este grupo poblacional representa un significativo 18.7% de la población total, superando los 60 millones de personas. Este crecimiento ha sido impulsado tanto por la inmigración como por una tasa de natalidad comparativamente más alta entre esta comunidad.

Esta expansión poblacional altera la dinámica de varios sectores, incluyendo el mercado laboral, la educación y el panorama político, implicando incluso, una mayor influencia de estos grupos en decisiones electorales y políticas públicas, ya que son un electorado cada vez más cortejado por los partidos políticos.

La expansión de la población hispana afecta ámbitos laborales, educativos y políticos, redefiniendo el electorado y las políticas públicas.

La distribución geográfica de los hispanos en el país no es uniforme. California, Texas y Florida son los estados con la mayor cantidad de esta población, concentrando grandes comunidades que han fomentado una rica diversidad cultural.

Si bien en algunos estados como Nuevo México, los hispanos ya constituyen una mayoría, en otros su presencia sigue en constante crecimiento, remodelando así el panorama cultural de distintas regiones. Autoridades y líderes comunitarios subrayan la necesidad de abordar asuntos como la educación bilingüe y el acceso a servicios de salud y vivienda, claves para garantizar que el crecimiento de la comunidad latina sea sinónimo de progreso y bienestar.