Mendoza Desdoblamiento

Elecciones 2023: estos son los mendocinos que tendrán que votar al menos seis veces 

A raíz del desdoblamiento, los votantes de siete departamentos enfrentarán un cargado calendario electoral. Si hay balotaje presidencial, deberán ir a sufragar en siete oportunidades.

Martes, 24 de Enero de 2023

Los votantes habilitados de siete departamentos tendrán que ir al menos seis veces a sufragar este año. Aunque podría sumarse una ocasión más, en caso de necesitar una segunda vuelta para elegir presidente.

Este martes, en el Boletín Oficial, fueron publicados los decretos firmados por los intendentes Rolando Scanio (San Carlos), Fernando Ubieta (La Paz) y Flor Destéfanis (Santa Rosa) que confirman el desdoblamiento.

También Emir Félix (San Rafael) anunció que ya firmó la resolución que ordena el adelantamiento de las elecciones municipales. Se espera que los jefes comunales peronistas Martín Aveiro (Tunuyán), Roberto Righi (Lavalle) y Matías Stevanato (Maipú) confirmen la misma postura.

Femicidio en Las Heras: imputaron al acusado de matar a Jésica Olguín

Policiales

Juan Manuel Tarres fue imputado por el fiscal que lleva adelante la causa este martes por la tarde.

De esta manera, los habitantes habilitados de esos siete departamentos tendrán que ir a votar en las siguientes fechas:

30 de abril: PASO municipales.

11 de junio: PASO provinciales.

13 de agosto: PASO nacionales.

3 de septiembre: generales municipales.

24 de septiembre: generales provinciales.

22 de octubre: generales nacionales

19 de noviembre: eventual balotaje presidencial.

A este rally de elecciones, se sumará un elemento extra: el debut de la Boleta Única, que se utilizará en los comicios municipales y provinciales. En cambio, en los nacionales se mantendrá la boleta sábana.

Argumentos

Los argumentos oficiales de las comunas que ya oficializaron el desdoblamiento son similares y se destacan en los considerandos de sendos decretos: "Resulta razonable y conveniente establecer la realización de los comicios primarios municipales en una fecha distinta a la fecha que se disponga para las selecciones de los candidatos a cargos públicos nacionales y provinciales, a fin de proveer a los electores un marco adecuado de información y conocimiento de quienes se postulen, como así también promover el saludable debate de temas locales, incentivando la participación política del electorado con el objetivo de fortalecer la calidad institucional".

Aunque la interpretación política es diferente y apunta a una estrategia de los caciques peronistas para intentar mantener el poder en sus departamentos, más allá de que tres de ellos (Félix, Aveiro y Righi) no podrán competir por una nueva reelección.

El temor es doble. Por un lado, que el cómodo triunfo de Cambia Mendoza que pronostican los analistas y las encuestas a nivel provincial sea aprovechado como trampolín por los candidatos radicales en sus comunas; y por el otro, que la imagen negativa de los principales dirigentes nacionales del peronismo actúe como un ancla para los postulantes locales del PJ.

Por eso la idea, que en cuatro departamentos ya quedó plasmada en sus respectivos decretos, fue separar los comicios departamentales de los provinciales y nacionales.

Por el contrario, en las once comunas gobernadas por Cambia Mendoza, las elecciones municipales coincidirán con las provinciales. Entonces, los votantes de Ciudad, Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Luján de Cuyo, San Martín, Junín, Rivadavia, Tupungato, General Alvear y Malargüe tendrán que ir a sufragar en cuatro o cinco oportunidades, dependiendo de la realización o no de un balotaje presidencial.

San Carlos fue la excepción a esta regla. Si bien forma parte de Cambia Mendoza, el departamento del Valle de Uco está gobernado por una alianza variopinta donde el radicalismo y el PRO no son los principales socios. Pese a la presión para que no desdoblara, Scanio decidió mantener la histórica postura sancarlina de separar los comicios, generando un terremoto interno que amenaza seriamente con quebrar la débil alianza.